Cómo combatir el letargo pandémico (o apatía mortal por confinamiento)